Fado es sinónimo de destino

Se define como género musical portugués, interpretado por hombre o mujer – fadistas – y donde se utiliza, por norma general, una guitarra portuguesa y una guitarra clásica. El movimiento lento del Fado está asociado a la nostalgia y a la melancolía, sobre todo cuando las letras hacen referencia a temas como la ausencia y el amor. Por oposición, el movimiento rápido se utiliza en las interpretaciones de temáticas satíricas, irónicas o humoristas.


Desde su origen, el Fado es sinónimo de destino, fatalidad, melancolía y nostalgia, y hace uso, paralelamente, de otros modos de expresión como los géneros humorísticos y la crítica política y social.

Origen

La complejidad en definir con exactitud el origen del Fado está en la base de la proliferación de tesis, teorías y opiniones entre sus estudiosos, en cuanto a su génesis: unos defienden una raíz africana, otros una procedencia afrobrasileña, otros aún, un origen portugués.


De entre estas diversas perspectivas, los consensos convergen hacia un origen afrobrasileño del Fado, procedente de una danza, el Lundum (originaria de África Occidental), bailada en el contexto colonial de Brasil, pero conocida en Portugal desde el s. XV. El ritmo lento y con cadencias del Lundum es muy cercano a las versiones cantadas del Fado en el siglo XIX. 


De hecho, el Fado se afirma a partir de 1820, en el contexto urbano y marginal de Lisboa, cantándose en calles, tabernas, pero también en corridas de toros, ferias y romerías, teatros, colectividades y en tantas otras manifestaciones, popularizándose rápidamente. De esta época fue inmortalizado un nombre, Severa – Maria Severa Onofriana (1820-1846), figura icónica asociada al Fado y que cantaba en el Barrio de Mouraria. 


A partir de la década de los 30 del s. XX este paradigma sufre una modificación significativa y el Fado adquiere otro estatuto, pasando a ser interpretado en restaurantes, normalmente pequeños y con una decoración que hace uso de la iconografía asociada a este género musical y con un programa regular de sesiones de fados, muchas veces con cartel fijo de fadistas. Las casas de fado proliferan entre la década de los 50 y los 60 del s. XX en los barrios típicos de Lisboa. Alfredo Marceneiro (1891 -1982) - otro nombre de relevancia del Fado, inicia su carrera a los 14 años, cantando el Fado en los barrios populares y habiendo alcanzado gran fama que prevaleció a lo largo de su vasta carrera.


La masificación popular del Fado, en las décadas de los 50 y los 60, es deudora de la importancia que la radio pasa a tener en su difusión, fenómeno que también se explica a la luz del impulso de la industria discográfica. 


Utilizado por el “Estado Novo” como vehículo propagandístico del régimen, el Fado entra en decadencia en la década de los 70, situación influida por el desinterés de los medios en su difusión, el alejamiento del público atraído por otro tipo de músicas, sobre todo extranjeras, la emergencia de las músicas de intervención, de oposición al régimen, que adquieren un estatuto privilegiado durante y después del 25 de abril, y la drástica disminución de espectáculos de Fado en el país y en el extranjero. 

Patrimonio Musical Portugués

En 1980 el Fado es reconocido como Patrimonio Musical Portugués, pasando a ser visto con interés en los medios musicales internacionales y despertando, de nuevo, la atención de la industria discográfica. Sin embargo, su peso queda atenuado frente a otros géneros musicales. En este periodo, a pesar de experimentar un notable cambio, solo los fadistas de primer plano consiguen grabar y mantener una agenda de espectáculos regular, sobre todo en el extranjero, como sucede con Amália Rodrigues, nombre mayor del Fado y figura ineludible de su historia. La primera aparición pública de Amália tiene lugar en 1935 y su estreno como profesional en 1939, en calidad de solista en las fiestas de los santos populares. Desde muy temprano aclamada por la crítica, Amália inicia en la década de los 50, giras por los cinco continentes, internacionalizándose ella misma y el Fado como género musical portugués. Hablar de Amália es hablar también de innovación en el Fado, destacando en particular la incorporación de la poesía de David Mourão-Ferreira, Pedro Homem de Mello, Alexandre O’ Neill y Vasco de Lima Couto, entre otros. Su repertorio musical incluía además el cancionero de Garcia de Resende y Camões y también poemas de su autoría. A Amália se debió la adopción de los vestidos negros y los chales, indumentaria que pasa a estar asociada al fado interpretado en femenino.

Una nueva generación de fadistas

En la década de los 90, la incorporación de nuevos estilos y el recurso a una variedad de instrumentos, como el contrabajo, el acordeón, la tuba y el saxofón, dieron origen a nuevas sonoridades en el Fado, innovaciones que habían sido experimentadas con notable éxito con Alain Oulman y Amélia Rodrigues y con Carlos do Carmo. A estos factores hay que añadir además la formación musical, cada vez más ecléctica, de los intérpretes, que dota el Fado de un timbre de erudición, asumiendo protagonismo en el contexto cultural del país y distanciándose de los componentes de espontaneidad e improvisaciones que había tenido en su origen y que aún subsisten en algunas casas de fado amateur.


En este contexto, a partir del 2000, una nueva generación de fadistas alcanza notoriedad nacional, reforzando la internacionalización de este género musical. Nombres como Mariza, Mísia, Cristina Branco, Mafalda Arnauth, Camané, Ana Moura, Carminho, António Zambujo, entre otros, conquistaron éxitos sobresalientes y reforzaron la proyección del Fado tanto en Portugal, como en el extranjero.


El Fado obtuvo en 2011 de la UNESCO la clasificación de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Hoy es una marca asociada a la identidad de Portugal.​​

Fado en Porto...

Sendo el fado nuestro patrimonio musical más reconocido, aquí hay una lista de lugares donde se puede disfrutar de estos espectáculos:


Lunes

  • O Mal Cozinhado
  • O Fado​
  • Herança Magna​


Martes

  • O Mal Cozinhado
  • O Fado
  • Fado in Porto – Caves Calém
  • Herança Magna
  • Tasca do Bairro
  • Adega Rio Douro "Casa Piedade" (por la tarde – 16h00 -19h30)


Miércoles

  • Casa Santo António
  • Casa da Mariquinhas
  • O Mal Cozinhado
  • O Fado
  • Fado in Porto – Caves Calém 
  • Herança Magna


Jueves

  • Casa da Mariquinhas 
  • O Mal Cozinhado
  • O Fado
  • Fado in Porto – Caves Calém 
  • Herança Magna


Viernes

  • Casa da Mariquinhas
  • O Mal Cozinhado 
  • O Fado
  • Fado in Porto – Caves Calém
  • Herança Magna



Sabado

  • Casa da Mariquinhas
  • O Mal Cozinhado
  • O Fado
  • Fado in Porto – Caves Calém
  • Café Guarany
  • Herança Magna​


Domingo

  • Alma Portuense (todos los domingos a las 20:30)
  • Fado in Porto – Caves Calém
  • Herança Magna



  • Visit Porto


    Actualizado por última vez 2020-01-07

Planeie a sua viagem

Chegada

Dotada de uma rede de acessibilidades em franca expansão é possível chegar facilmente à cidade de avião, autocarro, automóvel, barco, comboio ou metro.

História

O Porto é um dos destinos turísticos mais antigos da Europa e a riqueza do seu património artístico, o Vinho do Porto, os vastos espaços dedicados ao lazer e a sua vida cultural são apenas alguns dos motivos que convidam a visitar a cidade.

Informação Prática

Aqui encontra alguns dados essenciais sobre o Porto, bem como a referência a vários serviços públicos e privados disponíveis.

Deslocar-se

É fácil deslocar-se nos limites da cidade com recurso aos transportes públicos ou em viatura própria ou alugada.

Tudo o que precisa de saber